Blogia
zeniaregalado

Más de 17 000 jóvenes contra el imperialismo y la guerra

Numerosos medios de prensa del continente latinoamericano reportaron el hecho, aunque hoy google no tenía ni una línea al respecto.

El XVI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes no terminó ayer en Caracas. Los más de 17 000 delegados de 144 países presentes en la cita se comprometieron a seguir en cada uno de sus países la lucha por la paz, la solidaridad, contra el imperialismo y contra la guerra. En el 2007 la capital venezolana será la sede de las celebraciones por los 60 años de los Festivales

Vamos a salir de aquí con más fuerza, con la seguridad de que el movimiento mundial de los Festivales ha salido de Venezuela más fortalecido. Este es solo el último día del principio. Desde hoy cada uno de nosotros volverá a nuestros países a incrementar la lucha por la paz, contra la guerra, por una nueva sociedad más justa.

Así resumía Miguel Madeira, presidente de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas, el sentir de los más de 17 000 delegados de 144 países que ayer se dieron cita en el Poliedro de Caracas, para cerrar —solo por el momento— los debates del XVI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

En la declaración final del evento, leída por la diputada Tania D’Amelio, vicepresidenta del Comité Nacional Preparatorio de Venezuela, se significó que este festival ha sido una demostración de la unidad, de la fuerza del movimiento juvenil y estudiantil antiimperialista de todo el mundo, y también una muestra de las ansias de cambio que recorren el planeta.

Ante una multitud de rostros representativos de la diversidad étnica y cultural agrupada por el Festival, la Declaración Final, traducida simultáneamente a cinco idiomas, respaldó las justas luchas de los pueblos oprimidos del mundo, condenó y se solidarizó con la resistencia contra la ocupación en diversos lugares, como Iraq y Palestina; y llamó a respetar la soberanía e independencia de los pueblos, así como a no discriminar a nadie por su etnia, raza, género, condición social u orientación sexual.

Al agradecer la acogida dada a la cita juvenil por el gobierno, la juventud y el pueblo de Venezuela, los delegados reconocieron que Cuba hoy “se mantiene como referente de resistencia y principios, donde el bloqueo y agresiones chocan con un pueblo digno con quienes cerramos filas”. Además, exigieron unánimemente la liberación de los cinco cubanos presos injustamente por luchar contra el terrorismo.

La juventud mundial también se solidarizó con la causa de la Revolución Bolivariana, y dejó plasmado en la Declaración Final que “los jóvenes de todos los países estamos dispuestos a luchar junto a ustedes si pretenden agredirlos”.

Al respecto, Julio Martínez, primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, fue portador de un homenaje a Chávez mediante el cuadro Con la misma mirada, en el que aparecen la imagen de Bolívar y Martí, donde el cuerpo y el rostro de ambas figuras políticas se unen formando uno solo.

Al exigir la eliminación de todas las armas nucleares, químicas y biológicas, así como la reducción de todos los presupuestos armamentistas, que se han incrementado especialmente en Estados Unidos, los 17000 delegados reclamaron igualmente el irrenunciable derecho de los pueblos a disponer de los recursos y las riquezas que tiene la Tierra —en equilibrio con el medio ambiente— para emplearlos en beneficio de las tres cuartas partes de la Humanidad que vive en la pobreza.

En el documento final se señaló que a pesar de la ofensiva del imperialismo, las fuerzas progresistas y amantes de la paz en el mundo se fortalecen y renacen con más fuerza. “El XVI Festival rompió el bloqueo y la censura de prensa impuesta por el imperialismo. No pudieron impedir que nos reuniéramos aquí, estrecháramos vínculos, que asumiéramos el compromiso colectivo de poner nuestro empeño en defender y luchar por los derechos de nuestros pueblos, la juventud y el estudiantado”, señaló la vicepresidenta del Comité Organizador del evento.

Al ratificar, como dijera el presidente Chávez, que este es “el siglo de la victoria de los pueblos sobre el imperialismo”, también se especificó que este Festival no terminó, pues seguirá en las luchas de cada uno en su país en los años previos a la próxima cita.

“Vayan ustedes a cada uno de sus pueblos a cumplir con este plan de lucha por la paz, la solidaridad, contra el imperialismo y contra la guerra”, los exhortó Aristóbulo Iztúriz, ministro de Educación de Venezuela, al dejarlo oficialmente clausurado. “Nos vemos en Caracas, en el 2007, para celebrar los 60 años de los Festivales Mundiales de la Juventud y los Estudiantes”, concluyó.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Zenia -

HOLA DAYANA. Me alegran tus visitas habituales... y con lo que dices me voy a seguir poniendo colorada. Se trata solo de un poquitín de experiencia...

Dayana Litz -

Saludos Zenia!!!
Me alegra mucho que visites de vez en cuando mi bitácora. Coincido con Raydigón pues a mí también me gusta leer mucho tus crónicas...
En cuanto a este artículo, considero que este Festival Mundial abrió muchas puertas al hemisferio y se dio a conocer, una vez más, la política venezolana de abrirse al mundo con la integración y con el ALBA...
Seguimos en línea
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Zenia -

BIENVENIDO RAYDIGÓN. GRACIAS POR EL ELOGIO. Tu PÁGINA ES MUY MOVIDA TAMBIÉN. LÁSTIMA QUE ESUVO UNOS DÍAS FUERA. AHORA INTENTARÉ VISITARTE. UN ABRAZO CUBANÍSIMO

RAYDIGON -

Cada dia me gusta mas leer tus cronicas.
Beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres